miércoles, 11 de marzo de 2009

LOS COSTES DEL DESPIDO EN EL MERCADO LABORAL ESPAÑOL: El debate está servido

"Seamos realistas y hagamos lo imposible."
Ernesto Che Guevara



Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE ha planteado el abaratamiento del despido en España, como una de las medidas más urgentes para salir de la crisis.

Por otro lado, Cándido Méndez ha señalado que "el mercado laboral tiene todos los huecos ya resueltos, recortar salarios, rebajar cotizaciones sociales y abaratar el despido provocaría una crisis más profunda y dificultaría la recuperación".

El debate está servido, unos, aluden motivos económicos, como la falta de competitividad de las empresas españolas y de productividad laboral; otros, motivos sociales basados en la defensa de los intereses del trabajador.

Pero, ¿es cierto que los costes laborales en España son altos?

Según un informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), "Objetivo crecimiento 2009" se recomienda a España flexibilizar el mercado laboral y abaratar el despido.
Según este informe, se recomienda al Gobierno español reducir las indemnizaciones por despido ya que el actual sistema de indemnizaciones produce un efecto negativo sobre el crecimiento de la productividad y dificulta la plena inserción laboral de los diferentes colectivos con discriminación laboral, como el de mujeres, jóvenes e inmigrantes.

En el mismo sentido, el Banco de España, por mediación de su Gobernador Miguel Ángel Fernández Ordoñez ha comentado que le parece totalmente imprescindible abordar una reforma laboral para salir de la crisis, con abaratamiento del despido incluido.

En sentido contrario opinan los sindicatos. En concreto Cándido Méndez responde que abaratar el despido es un atropello a los trabajadores. Según él mismo, organismos tan respetables como la OCDE no analizan en profundidad los mecanismos del mercado laboral español. Reprocha además que "ahora se cuestiona la normativa española laboral en una situación de destrucción de empleo, cuando se valoraba como buena en la época en que España encabezaba la creación de puestos de trabajo en Europa. Lo que no nos pueden intentar vender o colar es gato por liebre, es decir, fórmulas que agravarían aún más la crisis".

Vamos a comparar el mercado laboral español con el resto de países desarrollados, para ver que hay de cierto en lo que dicen unos y otros:

En un informe elaborado por Sagardoy Abogados se pone de manifiesto que despedir a un empleado que percibe un sueldo de 24.000 euros anuales con 10 años de trabajo en la empresa, supone un coste en España de unos 36.000 euros, seis veces más que en Dinamarca, el país más barato de Europa y tres veces más caro que en Francia o en Bélgica. Sólo en Holanda la indemnización sería parecida a la española.

El informe Doing Business 2009, realiza una comparación entre 181 países del mundo y que clasifica en términos de facilidad para hacer contratos laborales, de 1 a 181, de mejor a peor.
Según esta clasificación, España ocupa el puesto 160 de entre 181 países en rigidez salarial.

Este informe, además asigna un valor entre 0 y 100, con valores mas altos representando regulaciones más rigurosas, y estas son sus conclusiones:
INDICADOR ESPAÑA - MEDIA DE LOS PAÍSES DE LA OCDE
Índice de dificultad de contratación 78 - 25,7
Índice de inflexibilidad en los horarios 60 - 42,2
Índice de dificultad de despido 30 - 26,3
Índice de rigidez laboral 56 - 31,4
Costos por despido (salarios semanales) 56 - 25,8
En resumen, según este informe, sólo países como Venezuela Bolivia o Angola, entre otros, nos ganan en rigidez salarial y sólo Portugal, como país europeo.

En España, la indemnización de los contratos indefinidos se sitúa en 45 días por año trabajado con un límite de 42 mensualidades, en general. Otras modalidades menos utilizadas son los contratos para fomento de empleo con 33 días o las regulaciones de empleo con 20 días de indemnización por año trabajado.

A diferencia de Alemania, por ejemplo, donde no se contempla ninguna remuneración por este concepto (a no ser que se decida entre las partes, cosa algo habitual).

En el Reino Unido, la indemnización se sitúa en 7 días por año trabajado para los menores de 41 años, y en 10,5 días para el resto con un máximo de 11,800 euros, siempre y cuando el trabajador haya permanecido en la empresa más de 2 años.

Es curioso el caso de Dinamarca, con un coste de despido totalmente nulo, ha conseguido mantener el nivel de desempleo en un 4,3% a pesar de la crisis, el país con menos paro de la UE, en contraposición con España, con una tasa de desempleo del 14,8%, la mayor de la UE.

CONCLUSIONES Y COMENTARIOS

¿Es recomendable una bajada de salarios?, una bajada en los salarios podría plantearse en un escenario de sueldos altos en comparación con otros países del entorno, y siempre que esa reducción de costes salariales suponga cuanto menos una reducción en la misma proporción en los precios de los productos españoles, ganando competitividad de cara al exterior sin que los trabajadores pierdan poder adquisitivo. Está claro que no se cumplen ninguna de las dos condiciones.
Así que según mi opinión, la respuesta es tajante, no es recomendable. En la situación actual de crisis, donde las empresas que quedan vivas, apenas llegan a tener beneficios, una bajada de los sueldos de los trabajadores redundaría en un mantenimiento de precios para lograr beneficios, lo que supondría una disminución del poder adquisitivo del trabajador que como consecuencia reduciría el consumo y provocaría más desempleo.

¿Es recomendable disminuir los costes del despido en España?. disminuir los costes del despido en España no va a incrementar la contratación significativamente, sin embargo, teniendo en cuenta que apenas un 11% de los contratos en este país son indefinidos según los informes del INEM, sí recomiendo disminuir los costes de despido para fomentar la contratación indefinida en detrimento de la temporal, puesto que el índice de contratos indefinidos / temporal es en España más bajo que en cualquier otro país de la Unión Europea. Es mejor tener un despido más barato, pero con más gente con derecho a esta indemnización.

EVOLUCIÓN de los contratos por modalidad. FEBRERO 2009
VARIACIÓN VARIACIÓN
MES ABSOLUTA RELATIVA

Total contratos: 1.016.678 -109.095 -9,69
Contratos indefinidos: 115.683 -3.518 -2,95
Contratos temporales: 900.995 -105.577 -10,49

Datos proporcionados por el INEM

No debe ser tan caro el despido en España cuando se ha despedido a tanta gente. Es cierto que en estos últimos meses muchos trabajadores han tenido que hacer cola para inscribirse en las oficinas del INEM como desempleados, pero mayoritariamente no han sido despidos, sino finalizaciones de contratos temporales, con lo que la mayoría de estos trabajadores no han recibido ninguna ayuda por parte de la empresa al finalizar su contrato (sólo los contratos temporales por obra o servicio contemplan una indemnización de 8 días por año trabajado). Las empresas han preferido aguantar a aquellos trabajadores que suponían un coste más alto de despido para la empresa, sufriendo las consecuencias aquellos que tenían un contrato temporal.

Pero, una disminución de los costes de despido ¿no provocará que las empresas despidan masivamente a sus trabajadores?. Esta es una buena pregunta, se puede pensar que en los tiempos que corren, esto puede pasar. Sin embargo no lo creo, tenemos el caso de Dinamarca como he comentado antes, que tiene el coste de despido más bajo de la UE y la también la tasa de paro más baja.
Las empresas tienen que perder miedo a contratar, y no pensar unicamente, como ocurre hoy día, qué pasará cuando dentro de unos años tenga que reducir plantilla. La estrategia actual de la empresa española es contratar temporales y tener una rotación muy alta de plantilla, este es uno de los motivos de la baja productividad española.
Sin embargo sí que soy de la opinión que un coste de indemnización demasiado bajo, podría provocar abusos por parte de algunos empresarios hacia sus trabajadores.

¿Existen otras maneras de reducir costes laborales sin disminución de derechos de trabajadores?

No se entiende que exista un impuesto a la contratación tan alto, en España una trabajador que gana unos 2.000 euros, le cuesta a la empresa unos 2.720 euros (sin bonificaciones) al mes, amén de los impuestos que aparte paga el trabajador (unos 200 euros al mes). Sería conveniente revisar estas cifras, que desincentivan la contratación, y buscar nuevas alternativas como unos pagos a la Seguridad Social decrecientes en función del tiempo que lleva el trabajador.

Las empresas que tributan en "módulos", pagan una cantidad fija en concepto de IRPF todos los trimestres, que se ve incrementada espectacularmente por aumentar la plantilla. Sería conveniente revisar estos baremos y calcularlos en función de otros índices.

En fin, la crítica está servida, espero vuestros comentarios.

3 comentarios:

  1. Dos reflexiones las repito porque creo que se debe de insistir en ellas:
    1.la medida n.1 para evitar males mayores en una MORATORIA de DOS años en los EMBARGOS.
    2. Las pymes serán quienes volverán a dar trabajo, incentivar al trabajador con contrato de aprendiz.
    Flexibilidad, no tener miedo de tomar medidas de ajuste en los temporales, hay que ser pragmático, son medidas de 2 años, después de la tormenta, ya vendrán las buenas soluciones mas definitivas.

    ResponderEliminar
  2. Te envio un enlace interesante

    http://www.ifuturo.org/es/documentacion/TT_thinktanks.asp

    saludos, ramon

    ResponderEliminar
  3. Es tremendo lo que esta volviendo a pasar con tantos despidos hoy por hoy... saludos

    ResponderEliminar