viernes, 24 de abril de 2009

La responsabilidad social de la empresa


"Cuando hayáis cortado el último árbol;
cuando hayáis quemado el último bosque;
cuando hayáis secado el último río y pescado el último pez;
entonces os daréis cuenta
de que el dinero no es comestible"
(Proverbio indio)
Ahora incluso más, en tiempos de crisis, es importante seguir insistiendo en el desarrollo nuevas formas de promover y animar al sector empresarial español en materia ambiental.

En estos momentos de preocupación por la falta de consumismo, de empleo o de beneficios empresariales, tenemos que seguir dándonos cuenta, que no sólo de dinero vive el hombre, la gestión sostenible, sigue necesitando de la participación de todos los agentes económicos de la sociedad.

Por ello es importante que sigamos proponiendo nuevas ideas que nos permitan evolucionar hasta conseguir una 'responsabilidad social empresarial', por parte de todos los agentes económicos con el fin de conseguir una economía sostenible.

El desarrollo económico a largo plazo no puede estar basado en la mera destrucción de las riquezas naturales. Hay que exigir cada vez más que todos nos impliquemos en una sociedad, cuyas decisiones económicas estén cada vez más vinculadas con la de los retos medioambientales.



6 comentarios:

  1. Es cierto que no solo de dinero vive el hombre, pero no es menos cierto que cuanto más tienes más quieres y es posible que eso unido a la poca conciencia medioambiental de nuestro país -aunque no quiero generalizar y debo reconocer que cada vez nos implicamos más en estos temas- hay empresas que no están dispuestas a invertir ni un solo céntimo en introducir/cambiar costosos procesos productivos que atenuen o eliminen los efectos contaminantes sobre el medio.
    Por no hablar de las constructoras para las que cualquier zona, aunque sea protegida, les parece buena para edificar...Así que creo, con bastante resignación, que en la mayoría de los casos, los intereses económicos son totalmente incompatibles con la conciencia medioambiental.

    ResponderEliminar
  2. Es un camino arduo y duro, pero poco a poco (tal vez …. bueno seguro que demasiado poco a poco), también se implican las empresas, algunas por convencimiento (las menos), y otras por obligación legal (en evitación de la sanción), luego estamos los particulares, aquí creo que también hay trabajo duro de concienciación, hay muchas personas que siguen con una sola bolsa de basura para todo, y como mucho reciclan el cristal ……, yo recuero que hace años (unos 18-19) trabajaba en una localidad de 10.000 habitantes y no había contenedores de papel y los fines de semana que iba a casa de mis padres que estaba a 1:30 horas de camino me llevaba los periódicos en el coche porque allí si había ya contenedores de papel, luego me enteré que en aquellos momentos y aún cuando los contenedores, apareció un día una noticia en la prensa comarcal sobre que el tratamiento del papel indicando que como había poco volumen de momento (vamos que solo éramos 4 tontainas, o no tan tontainas, que los utilizábamos) no se podía procesar en planta al efecto ……., o sea la gran estructura para volver al montón con todo los demás, afortunadamente esto está ya olvidado …..

    No sé en vuestra tierra, porque no he tenido el gusto de viajar por el resto de la geografía española últimamente, y al menos en los dos últimos años si he viajado ha sido por trabajo (sin paseos) pero por aquí en Catalunya se están recuperando los márgenes fluviales, algunos quedan preciosos con la recuperación de un camino para paseos, bici-carriles, vamos que aunque alguien no crea en el cambio climático, solo por el “orden” y la “limpieza”, dudo que nadie encuentre estas inversiones como estériles.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sue, hola Xavi, gracias por vuestros comentarios.

    Bueno Xavi, yo soy de elche, al sur de la comunidad valenciana, aquí también han 'reciclado' los cauces del rio vinalopó para carriles bici, paseos y tal. Está muy bien. Pero creo que falta mucho por hacer.

    Yo más bien lo que he pretendido es dar mi opinión sobre la política medioambiental de las empresas, que creo que es la parte de la sociedad más insolidaria con el medio ambiente.
    Basta recordar los 'despropósitos' que hemos sufrido en el sector de la construcción en connivencia con la Administración Pública. Ahora que está paralizado este sector, quizá sea un buen momento para mejorar la Ley en este sentido, y que en un futuro próximo boom de la construcción no tengamos que echarnos la mano a la cabeza sin poder hacer nada.

    Quizás hablo de la construcción como ejemplo de destrucción masiva de la naturaleza, pero otros muchos sectores andan a la par. Mientras la mentalidad en este país sea ganar dinero a cualquier costa, al final las consecuencias van a ser muy graves, y por supuesto, como está pasando con esta crisis, las vamos a pagar los que no tenemos la culpa.

    Por eso hay que poner remedio antes de que sea demasiado tarde.

    saludos
    jc

    ResponderEliminar
  4. Evidentemente José Carlos que falta mucho por hacer, y el camino es farragoso, el no hacer nada tiene un montón de adeptos, ya que todavía es barato el no contribuir a las mejoras, pero las botellas pueden ser medio llenas o medio vacías, la botella será la misma, pero según los ojos ….. seamos positivos, o animémonos solos, estas actuaciones que son pequeñas comparadas con lo que se debería, son un buen comienzo, y esto ya no tiene vuelta atrás, la pregunta quizás seria ¿al lento ritmo actual estaremos a tiempo para no dejar a nuestro hijos un vertedero a lo bestia?, yo confío en la gente (en la mayoría de ella), creo que alguna “mierda” perdona la palabra les dejaremos a nuestros hijos, pero no será un vertedero a lo bestia…. ojalá tenga razón

    ResponderEliminar
  5. Por cierto amigo José Carlos “si ets valencià” sabràs perfectament que ha passat a les platges, les vostres i les nostres, que de despropósitos junto a los amigo andaluces. ….. Tenemos a explicar, redactar un montón de novelas y todo lo que quieras, dicen que no hay mal que por bien no venga, es de suponer que esta crisis “ladrillil” nos ayudará a no incrementar los desastres……

    Un saludo desde la comunidad de al lado.

    ResponderEliminar
  6. Si amigo, sé perfectamente lo que ha ocurrido en nuestro litoral mediterráneo, y pensaba convencido, que ahora, los políticos se darían cuenta que las aberraciones cometidas en materia urbanística al son del poder político de turno y apoyadas por una insuficiente legislación se iban cambiar, confiando que toda esta infamia no vuelva a ocurrir.

    Pero me estoy dando cuenta que las cosas se olvidan, que parece que que una revolución 'ladrillil' no va a volver a pasar, y nos olvidamos rápidamente de los cambios normativos que evitarían que todo esto pueda volver a pasar.
    Así que todo va a quedar tal y como está, hasta la próxima oleada urbanística, claro, que volveremos a lamentar las mismas cosas que hemos estado lamentando estos últimos años.

    ResponderEliminar