domingo, 13 de septiembre de 2009

EL FUTURO DE LA TELEVISIÓN

Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen; los hombres geniales y pueblos fuertes sólo necesitan saber a dónde van.
José Ingenieros (1877-1925) Filósofo y psicólogo argentino.



Uno de los principales reproches que se les suele hacer a los críticos es la falta de medidas o soluciones sobre los temas que critican.

Hoy desde este post “yo me voy a tirar a la piscina”, y voy a arriesgarme a escribir una entrada planteando, siempre según mi opinión, el futuro de los medios de comunicación, y en concreto el de la televisión.

Sinceramente creo que el modelo de comunicación basado en el “tú me dices que yo te escucho”, está presto a desvanecerse.
Pienso que en pocos años viviremos la lenta pero inapelable desaparición de uno de los “lobbys” que más ha picoteado impunemente la opinión de toda la ciudadanía de este país, dejándonos convencer por todo aquello que salía de su cajita, y que en muchas ocasiones no eran ni más ni menos que comentarios u opiniones interesadas, a veces en clave política, a veces simplemente publicitarias y comerciales, con el objetivo de conseguir mantener el status de fuerza social y política, para ser uno más de los poderes económicos en este país.

Los medios de comunicación concebidos como fuentes unidireccionales de información, están próximos a desvanecerse, esa es mi sentencia.
El usuario exigirá cada vez más posturas activas, y no como ahora, una conversación entre dos personas, pero donde sólo una tiene derecho a expresar su opinión, mientras que la función de la otra pasa por escuchar y aceptar irremediablemente como el veredicto de un juez, lo que se le inculca, sin derecho a réplica ni expresión alguna, ni a poder discrepar sobre las afirmaciones vertidas por la otra. O ni tan siquiera, poder escuchar la opinión de otros usuarios, que nos podrían resultar más convincentes, y que nos darían una idea más clarificadora de lo que queremos pensar.

El futuro de las comunicaciones pasa por crear un formato bidireccional, como el existente ya en Internet, donde se puede ver una noticia para posteriormente leer los comentarios de sus lectores en base a la credibilidad del artículo en cuestión, o sobre la opinión vertida por el autor de la crónica relatada.

El futuro de las comunicaciones, como digo, pasa porque cualquiera de nosotros podemos en cualquier momento ser lectores o escritores, ser oyentes u oradores, escuchar, rebatir, aplaudir o reprochar, quedarnos en segundo plano a verlas venir, o ser el centro de atención con repetidas intervenciones.

Es por lo que creo, que el modelo de televisión tal y como lo conocemos hoy día irá modificándose paulatinamente por otro, más acorde con las preferencias y tecnologías actuales y futuras.

¿Cómo?

La clave del cambio está en el mismo aparato de televisión. Hoy día el televisor, tal y como lo conocemos, sólo recepciona datos, por mucho cambio a televisión digital que hayamos hecho, este formato considero que ha nacido muerto.

El futuro de la televisión pasa por el ordenador y por Internet. En pocos años, quizá meses, veremos modelos de ordenador con apariencia de televisión, es decir, serán pantallas de televisor, parecidas a las actuales, que se encenderán de forma similar, pero que en vez de ofrecernos las pocas opciones televisivas actuales, que son ni más ni menos, las que los Gobiernos de turno han decidido que podamos ver; iniciarán un programa informático, que nos conectará de forma automática a un página Web, que funcionará como menú del televisor, y del que seleccionaremos entre cientos de canales, que emiten por supuesto a través de Internet, cuál es el que queremos ver en ese momento.

Este modelo permitirá visualizar varios canales a la vez, elegir que programa, película, partido de fútbol o capítulo de serie, queremos ver en este preciso momento, pudiendo volver a verlo las veces que queramos.

Nos permitirá, además grabar en el mismo disco duro de nuestro televisor los contenidos que deseemos, mientras vemos otro canal, o mientras conversamos telefónicamente a través del ‘skipe’ o de cualquier otra aplicación de comunicación a distancia.

Podremos también, a través de éste nuestro nuevo aparato televisivo, realizar tareas más propias de internet, como escuchar radio, leer prensa, jugar online, compartir documentos y tareas con compañeros del trabajo, o ‘subir’ el álbum de fotos que hemos ‘colgado’ en nuestra Web, para ser visionado por amigos y familiares.

Este futuro aparato televisivo, podrá además permitirnos navegar por Internet, por páginas que se adaptarán a esta nueva forma de explorar el ciberespacio, usando un nuevo tipo de ratón, pensado más para cambiar canales sin tener que usar mesa, un mando posiblemente, que simplemente direccionándolo hacia la parte de la pantalla elegida, moverá de manera certera un puntero de nuestro nuevo ratón-mando.

Opcionalmente, se incorporarán elementos adicionales, para otro tipo de menesteres más relacionados con los servicios propios de Internet, como pueden ser los teclados inalámbricos, altavoces o mandos para juegos online.

Pero indudablemente, con este nuevo aparato televisivo, podremos comentar en directo las noticias del canal que estamos viendo, podremos lanzar noticias nosotros mismos, con la posibilidad de ser elegidas por la audiencia, que ahora será la encargada de elegir que quiere ver y qué no, con unos realizadores, que tendrán que decidir que programación es relevante y cual no, según los dictámenes de su nueva mayoría ‘ciberparlamentaria’.
Los televidentes, ahora emisores-receptores de contenidos audiovisuales, podrán incluso emitir sus propios contenidos y dispararlos por la lanzadera ciberespacial, que decidirá el grado de interés que suscita, pudiendo competir tranquilamente con los del canal de televisión-net más visto.

Otros artículos publicados en internet sobre el futuro de la televisión:
http://diariored.com/blog/eco/archivo/001269.php
http://www.soitu.es/soitu/2009/05/14/tveldescodificador/1242273854_574824.html
http://portal.educ.ar/debates/sociedad/cultura-digital/la-television-del-futuro-sera-cualquier-cosa-menos-una-caja-boba.php

10 comentarios:

  1. Parece increible pensar que esto pueda llegar a ocurrir. Si cerramos los ojos y nos trasladamos tan sólo unas décadas atrás,vemos a nuestros padres de niños en casa de nuestros abuelos, contemplando una caja con imágenes en blanco y negro y dos canales dónde elegir. Es impresionante el avance de la tecnología. Creo que a este paso nuestra generación llegará a la teletransportación humana, y si no al tiempo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, si, es cierto, a este paso acabaremos teletrasportándonos a golpe de ratón.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Básicamente entiendo que el término 'Medios de comunicación' no está bien empleado, pues como bien dices no se produce esa retroalimentación o feedback nota imprescindible para que se de la comunicación, más bien deberíamos acuñar el término 'Medios de información' para referirnos a tv, prensa, radio,.. Aunque también diré que, a día de hoy, todos estos medios tienen webs y foros donde poder comentar, rebatir,...los contenidos tratados en los diferentes programas, de hecho, en algunos de ellos puedes enviar tu opinión vía sms y sale publicado en ese mismo momento, pasando previamente por un filtro.

    En fín, realmente no sé cual será la tv del futuro pero creo que tenemos capacidad suficiente como para elegir lo que queremos o no queremos ver/escuchar en todo momento.

    ResponderEliminar
  4. Es más, el poder de la audiencia es crucial, realmente no somos conscientes de la influencia que ejercemos sobre ellos, si un programa no tiene suficiente audiencia va fuera!

    ResponderEliminar
  5. Hola Sue, un saludo.

    Efectivamente como dices, todos ellos han ido incorporando paulatinamente páginas webs, con foros, posibilidad de comentarios y otros,,, por lo que se demuestra cual es la tendencia, unos 'medios' cada vez más participativos, donde cada vez más triunfarán aquellos que consigan dar más importancia a la opinión de la audiencia.

    Pero esto es sólo el principio, en estos próximos años vamos a experimentar muchos cambios más, ya lo verás, será tal, que incluso los actuales televisores se quedarán obsoletos.

    saludos.
    jc.

    ResponderEliminar
  6. Pero realmente no entiendo porqué le das tanta importancia a la voz del pueblo en 'los medios', creo que va implícito, es decir, para que un programa continúe en la parrilla televisiva por ejemplo, es porque lo sigue una determinada audiencia necesaria para que sea así, deduciéndose que es lo que la gente quiere no? No sé, tal vez no he entendido bien lo que quieres decir exactamente.

    ResponderEliminar
  7. Verás Sue, es que a lo mejor no estamos hablando de los mismos programas. Cuando una serie de televisión no tiene suficiente audiencia, efectivamente es eliminada automáticamente.

    Yo me refiero más concretamente a los programas de información: telediarios, debates políticos, programas de opinión social,...

    En ellos, se intenta, no dar una opinión, sino manipular en beneficio propio la opinión del que escucha.

    Incluso los mismos telediarios muestran la información sesgada, interesada y muy manipulada, engañando a los televidentes que no son pocos.

    Esto ocurre porque las opciones televisivas son pocas, existe un 'monopolio televisivo', que además fuerza a la Administración a impedir que entren nuevas empresas a este negocio.

    Si hubiera libertad para que quien quisiera pudiera crear su propio canal de televisión, entonces sí habría libertad de informacion, pues cada uno podría elegir 'libremente' entre una multitud de opciones.

    Ahora eso no ocurre, y sufrimos un aténtico lavado de cabeza.

    En economía por ejemplo, las noticias están totalmente tergiversadas, la mejor manera de conocer la economía actual, es a través de internet, donde descubres cosas muy interesantes que no se dicen en la televisión.

    Estoy convencido que una de las formas para que se acabe con el dominio de los actuales 'lobbys' comunicativos de este país, es la llegada de internet a la televisión.

    saludos.
    jc.

    ResponderEliminar
  8. Es posible que lleves razón! Tampoco me dedico a contrastar las noticias que veo en televisión, pero entiendo que un telediario debe ser objetivo a la hora de informar, trasladan la noticia tal y como ocurre, otra cosa es que le den más importancia a una parte de la misma para captar la atención del espectador.

    Tal vez tenga que empezar a asumir que soy una 'manipulada' más!

    ResponderEliminar
  9. Sue, no creo que tú seas una manipulada más.

    Quizá yo exagere en el tema de la manipulación, y no son más que paranoias mías.

    Sin embargo sí que tengo claro que debería haber una oferta televisiva más amplia.

    De todas formas este tema no era el motivo principal de mi entrada, yo sólo quería intentar realizar una visión de lo que nos puede esperar en un futuro reciente en cuanto a la forma de ver televisión.

    saludos.

    ResponderEliminar