viernes, 4 de septiembre de 2009

¿Qué significa esto?

El dinero es algo muy singular. Le da al hombre tanta alegría como el amor y tanta angustia como la muerte.
John Kenneth Galbraith (1908-2006) Econonista estadounidense.






Si es que hemos juntado el aumento de la morosidad bancaria, la bajada incesante del valor de sus activos inmobiliarios y la contínua guerra de las entidades financieras por captación de pasivos.

¿Qué significa esto?, que nuestro sistema financiero anda algo corto de liquidez.

¿Y qué significa esto?, que las consecuencias la pagan como siempre los mismos. Y es que a pesar de la publicidad engañosa de los bancos, intentando hacernos creer que están para ayudarnos, lo cierto que ahora toca recoger, así que mientras el euribor sigue en bajada libre, los diferenciales de los préstamos están en aumento.

¿Pero, qué significa esto?, que si usted y yo ya tenemos un préstamo, por ejemplo ‘hipotecario’ a interés variable, revisable todos los años según un tipo de referencia como es el euribor, seguramente sea una buena noticia saber que el precio de nuestro préstamo va disminuyendo ostensiblemente.

Sin embargo, aquellos que quieran iniciar la aventura de comprar una casa, o de iniciar un negocio; los bancos no están por la labor de concederle el préstamo.

¿Qué significa esto?, que como los bancos, eso sí, con un trato muy educado para con sus clientes, y para no darle un ‘no’ como respuesta, lo que se han propuesto es asegurarle unas condiciones de préstamo muy ventajosas,,, para ellos, claro.

Y lo que hacen es ofrecerle un diferencial de interés sobre el euribor tan alto, que la gracia que daba pensar que ahora los préstamos y las viviendas irían cogidas de la mano en su camino hacia el paraíso de los precios bajos, se convierte en sorna e incredulidad al escuchar, como el comercial del banco, con bonita sonrisa, eso sí, y sin inmutarse un pelo, le convierte la gracia en desdicha, al mostrarle las escalofriantes condiciones que su gran banco está dispuesto a ofrecerle.

Pero claro, los bancos no están para ayudarnos, están para ganar dinero.





¿Qué significa esto?, si ya son escasos los hogares o empresas que se atreven a día de hoy a realizar compras o inversiones, utilizando el comodín del préstamo, las entidades financieras, nos dan la estocada final, al terminar de rematarnos, cual toro de plaza de feria, al subirnos el listón a una altura que ni la mismísima Yelena Isinbayeva, como si ya a lo largo de todo el mes no hubiéramos hecho pocos ejercicios de equilibrio financiero.

¿Y todo esto que significa?, la inyección de liquidez en la economía es uno de los ejes de la reactivación económica, porque ayuda a incentivar el consumo, promoviendo la creación de nuevas empresas y por ende, la de empleo. Si tenemos que esperar a los bancos para que sean partícipes de esa idea, las llevamos claras.

Que los bancos están para meternos en crisis, pero no para sacarnos.

9 comentarios:

  1. Y pregunto yo, desde la ignorancia, sin tener ni idea de economía, algo tan grave como es esta crisis en la que estamos inmersos no se preveía?
    Todo se resume a que los bancos han procedido de una determinada manera la cual se les ha ido de las manos y las consecuencias las estamos pagando los demás y nadie, absolutamente nadie, se daba cuenta? No me lo creo! Menudos 'chupatintas'!

    ResponderEliminar
  2. El problema principal es que a los bancos se les ha dado "banda ancha" en sus actuaciones, mientras que al resto de los mortales sólo se nos permitía tener un módem de 56K.

    Y saltándose todas las regulaciones legales y morales, han actuado, bajo permisibilidad de los gobiernos, que han mirado hacia otro lado, haciendo y deshaciendo lo que les ha venido en gana.

    Pero claro, como cuando las cosas van bien, los beneficios son para el banco, y cuando van mal, las pérdidas se socializan, pues es 'papá estado', con el dinero de todos los contribuyentes, quien viene a rescatar a los pobres e indefensos banqueros, 'víctimas' de los sanguinarios trabajadores que no quieren hacer frente al pago de sus hipotecas, por el simple hecho de que han perdido su trabajo y tienen un pedazo hipotecón...

    en fin, es que me enciendo, y no quiero enrrollarme. La culpa es también de la incultura del consumismo que se ha vivido en este país, en la que mucha gente, se ha endeudado por encima de sus posibilidades y ahora pasa lo que pasa.

    Sí han habido muchas voces, de profesionales de diferentes ramas anunciando lo que podía venir, pero la más estrambótica y grandilocuente, la dio Arturo Pérez Reverte en un artículo publicado hace años.

    El caso es que 'no hay más ciego que el que no quiere ver'


    saludos.
    josé carlos.

    ResponderEliminar
  3. Y debemos quedarnos impasibles ante estas prácticas? El pueblo no tiene nada que decir ni que hacer ante estos hechos?

    ResponderEliminar
  4. y los problemas de solvencia ? R.

    ResponderEliminar
  5. sue, el pueblo se entera de la misa la mitad. Los medios de comunicación pro-gobierno ya se encargan de ello, y los otros no dicen nada. Los bancos son un 'lobby' muy importante.

    ResponderEliminar
  6. Hola R.!

    Efectivamente los bancos no están poniendo barreras a la concesión de préstamos sólo por fastidiar a la población. Uno de los principales problemas que tienen los bancos es la falta de solvencia, principalmente debida a la depreciación que están sufriendo sus activos inmobiliarios.

    Pero es que además, se prevé, que ante la ralentización económica del país tan prolongada y dolorosa los bancos podrían ver incluso intensificados sus problemas de solvencia.

    Según un informe sobre los créditos publicado recientemente por el Banco de España, tanto las peticiones de préstamos como su concesión están cayendo en el país a un ritmo más rápido que en el resto de la eurozona.

    El impacto de la crisis global es mayor en España, puesto que el modelo productivo ha dependido altamente del sector inmobiliario y ha habido un excesivo endeudamiento de las empresas y las familias, que es la que está llevando a España a tener una tasa de desempleo tan elevada.

    ResponderEliminar
  7. Artículo publicado hoy ebn el País: La banca sigue encareciendo el crédito al consumo pese al descenso del Euríbor
    Los préstamos cuestan una media del 10,34% frente al interés del 3,07% de las hipotecas

    "La banca española encareció los créditos al consumo de las familias en julio a pesar de que los tipos de interés oficiales continúan en el mínimo histórico del 1%...cobraron una media del 10,34% TAE."
    "...La razón es que la subida de la prima de riesgo para hacer frente a una mayor morosidad se ha encargado de enjugar la rebaja del Euríbor."
    pinchar aquí para leer el artículo entero

    saludos.
    jc.

    ResponderEliminar
  8. Ya lo dicen "los humanos somos los únicos animales que tropezamos dos veces con la misma piedra" Estoy repasando los artículos de Keiichiro Kobayashi, sus advertencias deben ser tomadas en cuenta....
    Financial crisis management: Lessons from Japan's lost decade La gestión de crisis financieras: Lecciones de la década perdida de Japón http://translate.googleusercontent.com/translate_c?hl=es&sl=en&tl=es&u=http://www.voxeu.org/index.php%3Fq%3Dnode/2483&rurl=translate.google.com&usg=ALkJrhgPmZ094Sztz6jKnjAxJDIUQq8fPQ
    fuente:

    http://www.voxeu.org/index.php?q=node/2482


    Llueve sobre mojado Edgard Hugo
    Suplemento dinero, LV.27-sep-09, pag 8
    Los bancos españoles no reconocen sus verdaderas perdidas, como sucedió con los bancos japoneses (en la crisis que de su decada perdida) .
    .
    Se están cerrando las empresas viables que en un futuro pueden generar valor , porque tal como dice E.Hugh “lo que hacen los bancos españoles es no poner dinero a disposición de las compañías que lo necesitan con mas urgencia” en vez de la eliminación de la incertidumbre en torno a la valoración de los activos malos en poder de los bancos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Ramón, gracias de nuevo por tus aportaciones.

    Las lecturas de Keiichiro Kobayashi son muy interesantes, ya las he estado leyendo (aunque por encima). Explica muy bien lo que ocurrió en Japón, y parece que vamos por el mismo camino.
    Aunque siempre he pensado (o he querido pensar, para ser optimista) que la vieja Europa, y sobretodo España tenemos otra filosofia de vida, que se traduce en otros resultados.

    Además de una memoria del pasado totalmente nula, tenemos a diferencia de Japón un nulo futuro industrial, así que creo que la economía española se va a mover por otros derroteros distintos a los de Japón.

    Por lo menos espero que nuestra crisis no dure más de una década.

    saludos.
    jc.

    ResponderEliminar