jueves, 19 de noviembre de 2009

LA FLEXISEGURIDAD EN EL MERCADO DE TRABAJO


Para ser exitoso no tienes que hacer cosas extraordinarias. Haz cosas ordinarias, extraordinariamente bien.
Jim Rohm, escritor.

Muchos términos económicos están apareciendo en esta crisis: 'préstamos subprime', 'bancos zombies',... Ahora nos encontramos con uno nuevo, que probablemente se ponga de moda en breve: flexiseguridad.

En España tenemos un mercado laboral, que según los empresarios es rígido, incompetente y caro. Mientras que para los sindicatos es abusivo, barato y poco seguro.

La medida estrella de la principal organización de empresarios españoles es disminuir el coste del despido, mientras que la de los sindicatos es aumentar los sueldos, por encima de la inflación si hiciera falta, para intentar equipararla a la del resto de países europeos.

En estos momentos, sindical y patronal se encuentran de espaldas, uno contra otro, preparados para caminar los diez pasos, que les van a dar la posibilidad, si se es lo suficiente rápido, de dar media vuelta y pegar el tiro de gracia al contricante,

Llega el Gobierno, y ante la imposibilidad manifiesta de hablar del tabú del abaratamiento del despido, inventa un término nuevo:
la flexiseguridad laboral,
conjunto de medidas adoptadas en Dinamarca, y posteriormente en otros países escandinavos que han conseguido reducir las tasas de desempleo hasta índices insospechados.

¿En qué consiste tal medida? Las empresas, principalmente demandan flexibilidad laboral; y los sindicatos exigen seguridad en los puestos de trabajo. Bien, pues aquí paz y allá gloria, yo os doy flexibilidad y seguridad a la vez (esto me recuerda un antiguo anuncio de colchones).

¿Como?. Las medidas del Gobierno en este sentido van encaminadas a que la empresas que quieran reducir plantilla, en vez de despedir a algunos de sus trabajadores, podrán reducir las horas de trabajo de cada uno de ellos, o de los que consideren necesarios. La empresa pagaría la parte proporcional de las horas que efectivamente realiza cada trabajador, mientras que el Estado asumiría el resto, como una especie de subsidio de desempleo parcial.

La medida parece no ser desacertada, personalmente la prefiero a otras, como la del Plan E; sin embargo, debemos ser conscientes de donde nos metemos.

La ventaja, a priori, de este invento consiste en que se conseguiría reducir la insufrible cola de desempleados en las puertas del INEM.
Por otro lado, el trabajador seguiría cobrando lo mismo, mientras conseguiría mayor calidad de vida, al trabajar menos y poder estár más tiempo con la familia o en procesos de formación.
La empresa, también se beneficiaría de esta medida al conseguir una reducción de plantilla, acorde a sus necesidades, sin apenas coste alguno.
Y por último, el Gobierno, pagaría lo mismo, o menos, ya que conseguiría ahorrar en subsidios de desempleo y en crisis laborales, ya que podría rebajar la tensión social y reducir las posibilidades de huelga  tanto por parte de empresarios como de trabajadores.

Pero tenemos que ser conscientes, que el Estado no va a aprobar un subsidio parcial 'indefinido' para cada trabajador que se acoja a este plan. Sino que pasado cierto tiempo, todavía por determinar, el trabajador dejará de cobrarlo, y verá reducido su salario en relación a la jornada de trabajo que tenga en su empresa. Esto no es ni más ni menos que un abaratamiento del despido encubierto.
No se si los sindicatos se darán cuenta de esto y aceptarán pulpo como animal de compañía.

Otro posible descosido en este traje, está relacionado con la idiosincrasia  laboral y empresarial española.
Si en este país presumimos de algo, no es precisamente de inteligencia, sino más bien de picardía, o mejor dicho aún, de 'picaresca'. Estas medidas de reducción de horario pueden provocar que algunos empresarios más avispados, por no decir otra cosa, puedan acogerse a esta medida, incluso sin necesitarla, y exigir al empleado que trabaje el mismo  número de horas que antes, porque total, va a seguir cobrando lo mismo. O incluso llegar a un acuerdo con él: yo empresa te hago una reducción a cuatro horas de trabajo diarias, tú trabajador realmente trabajas seis, pero sigues cobrando ocho gracias al Estado.
Si sucediera esto, y espero equivocarme esta vez. Las empresas que realicen estas tácticas ilícitas, podrán reducir sus costes laborales en términos reales y vender a precios más baratos que los de la competencia 'legal', que si quiere aguantar el tirón, al final, tendrá que actuar de la misma manera.
Si se cumplen estas condiciones, el abaratamiento del despido se daría de facto.

13 comentarios:

  1. Gracias Mónica, un beso para tí también.

    Jose Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Parece que tu balanza se decanta hacia la 'parte débil' de la relación laboral, que teóricamente es el trabajador. Por norma se tiende a tachar al empresario de ser la 'parte fuerte' de la misma.
    Pues bien, de los 7 años que llevo trabajando y solo he prestado mis servicios en dos empresas, te puedo decir que ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos.
    Las he visto de todos los colores: trabajadores vagos e irresponsables que no dan palo al agua y que encima se permiten la licencia de exigirle a su jefe hasta el oxígeno del aire que respira, otros que aun habiendo hecho méritos para estar de patitas en la calle con despido procedente pretenden 'pasar por caja' antes de marcharse, llegando incluso a chantajear al empresario si fuese necesario, otros que simulan una baja por AT montando todo un teatro para luego marcharse de viaje romanticón con la parienta, otros que son poco honrados y roban a la compañía y así un largo etc.
    Realmente me parece perfecta tu 'conciencia social'. Te doy la razón de que en España hay picaresca y mucha, pero no solo por parte del patrón. Parece que las prácticas ilícitas del trabajador no cuentan o son menos graves, y hay veces que el empresario se ve cogido de pies y manos y no puede desprenderse de esos trabajadores los cuales provocan una importante inestabilidad en la economía de la empresa.

    Firmado Una representante empresarial harta de los trabajadores que no hacen más que reivindican sus derechos y que se despistan de sus obligaciones.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sue.

    Muy interesantes tus palabras, hace tiempo dejé a medias un post que hablaba precisamente de lo que tú acabas de definir como la parte débil de la relación laboral, que luego resulta no ser tan débil.
    Pero creo que tú has sido más explícita.

    Verás, no se de donde sacas que en este post que yo defiendo a los trabajadores. Si lees una de las frases que he escrito verás que estoy a favor de esta medida, siempre he defendido que en España el coste del despido es demasiado alto y que habría que recortarlo, perjudicando más a los colectivos de trabajadores más débiles, como a mujeres, jóvenes y mayores. De hecho hice un post al respecto.

    Verás, a donde yo quiero llegar, es que este Gobierno, por activa y por pasiva, ha afirmado y reafirmado mil veces, que no se iba a recortar ni uno sólo de los derechos de los trabajadores. Y a la primera de cambio, nos vende esta medida laboral, como si fuera la solución definitiva al problema del paro en España, cuando realmente esto es una forma de abaratar el despido de forma encubierta. Pero como siempre hacen los políticos, simplemente se cambian las palabras, y en vez de decir 'abaratamiento del despido', que políticamente suena incorrecto, nos dicen 'flexiseguridad', que suena mejor, aprovechando que la mayoría de gente no sabe lo que significa exactamente. Y ahí es a donde quería llegar, a hacer ver, que al final, las medidas del Gobierno para resolver este grave problema de desempleo, pasan unica y exclusivamente por una disminución del coste en el despido.

    Yo siempre estoy a favor del pequeño empresario, aunque intento ser objetivo en ese sentido en mis entradas. Y eso no quita que en este país haya mucha picaresca, porque la hay. Y esta picaresca no es por los empresarios, ni tampoco por los trabajadores, es en general, por la sociedad en la que vivimos, donde no se respeta ni un sólo principio moral, si es legal se puede hacer, y si es ilegal, se intenta hacer también, porque lo único que prima es mi ombligo, aún a costa de perjudicar a los demás, y ahí es precismente donde está el problema.

    En este país tenemos la mentalidad de tonto el último, y mientras más sentido de la moralidad o ética tengas, más tonto eres, porque seguro que así no te aprovechas del sistema, que eso es al final de lo único que se trata.

    Yo trabajo en una asesoría, y he visto cosas que alucinarías, por parte de empresas y por parte de trabajadores, pero ni unos son los malos, ni lo son los otros. Mientras no nos esforcemos por recobrar la buena educación, y de proporcionar cultura a este país, nos seguiremos encontrando con las situaciones desagradables que a día de hoy vemos incluso como 'normales'. y que son algunas como las que comentas, trabajadores que se dan de baja médica para no trabajar, empresarios que fuerzan la marcha del trabajador para no pagar despido, trabajadores que no trabajan para que los tiren cobrando por su marcha, empresarios que realizan contratos fraudulentos para no hacer fijos a los trabajadores, trabajadores que están cobrando desempleo y trabajando sin dar de alta...

    Y sí, pretendo tener conciencia social, para una sociedad más justa, pero para todos.

    Espero no haberme dejado nada en el tintero.

    Saludos.
    josecarlos.

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    Pues verás, cuando dices en el penúltimo párrafo de tu post que '...algunos empresarios más avispados, por no decir otra cosa, puedan acogerse a esta medida, incluso sin necesitarla, y exigir al empleado que trabaje el mismo número de horas que antes, porque total, va a seguir cobrando lo mismo...' me da a entender, y perdona mi atrevimiento, que es así, tal vez esté equivocada y lo haya interpretado a mi manera.

    Con todo esto, tampoco quiero decir que yo no tenga conciencia social, que la tengo, pero creo q hay que ser objetivos y estar a la situación concreta. Por los temas laborales que he podido ver (seguro que no tantos como tú), q no digo que sean representativos de lo que ocurre, me da la sensación de que el trabajador, mejor dicho 'algunos trabajadores' (voy a intentar no generalizar) han adquirido o han interiorizado ese rol de ser la parte débil de la relación laboral y parece que esto justifica cualquier tipo de acción que quieran realizar para lo que ellos entienden como 'hacer respetar sus derechos laborales' o intentar conseguir mejoras sociales. Que por un lado me parece perfecto, porque también hay empresarios 'abusones' pero en muchas ocasiones el fin no justifica siempre los medios.

    Por otro lado, coincido contigo, cuando dices que pretendes una sociedad más justa que no se aproveche del sistema, pero es que los primeros que deberían hacerlo (la cúpula) son los primeros también, en no predicar con el ejemplo, entonces que esperan??

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno, no me hagas hablar de los políticos, que ya sabes que me 'suben la bilirrubina'.

    Probablemente ese sea uno de nuestros peores problemas, no solo no hacen nada para remediar los problemas en este país, sino que además predican con el mal ejemplo. Cobra más un políticucho de un pequeño pueblo, que un catedrático de universidad o que un médico cirujano.

    Con el párrafo de mi entrada que tú comentas, sólo quiero apuntar, que existen empresarios abusones, tal y como tú reconoces. Pero en ningún momento pretendí generalizar, ni hacer entender que los empresarios son los malos de la película.

    Lo de la parte débil, en cuanto a los trabajadores, es muy curioso, porque lo dice la propia ley. Lo que significa que en un juicio entre empresario y un trabajador, si existen dudas con las pruebas aportadas, se le dará la razón al trabajador, por ser 'la parte más debil', (esto lo he visto yo demasiadas veces). Así que quien tiene las de perder en un juicio, es casi siempre la empresa.

    Así están las cosas. Luego en cierta manera, ante la disconformidad generalizada por parte del pequeño empresario español, que tiene que resignarse a unas leyes que le han sido impuestas, y a una justicia que no siempre es tan justa como debería. Al final, se producen las situaciones de 'picaresca' como único recurso para seguir sobreviviendo.

    La situación no es fácil de arreglar. Quienes aprueban las leyes, piensan más en términos de votos, que en términos de justicia y equidad. Los sindicatos no están dispuestos a renunciar a ninguno de sus derechos, y la CEOE, sólo representa a las grandes empresas y multinacionales de este país, por tanto, aquí, el más indefenso es el pequeño empresario-trabajador, que está en medio de dos frentes, pero sin voto.

    Te has preguntado alguna vez, ¿por qué existe la misma legislación laboral para una gran empresa que para una pyme?, no parece justo, verdad?. No es lo mismo pagar a un trabajador una indemnización de unos veinte mil euros si tu empresa factura 5.000 millones, que si factura 50.000 euros. Pero claro, eso a la CEOE no le importa, sólo utiliza a la pequeña empresa como peón de ajedrez, para abrir camino a la dama.

    saludos.
    jose carlos.

    ResponderEliminar
  6. Respeto todas las opiniones, pero hay cosas de que no comparto y con este tema en concreto, por la parte que me toca, me produce urticaria, en cualquier caso, me retracto de lo dicho, he malinterpretado tu comentario, dispense usted.


    P.D. Te animo a que termines y publiques esa entrada que tienes a medias de la 'parte débil de la relación laboral'.

    Saludos,

    Sue

    ResponderEliminar
  7. Hola sue, bueno, no tienes que disculparte por nada. Al contrario, me ha gustado tu comentario sobre este tema. Así es como piensa mucha gente, y tú has sido muy directa.

    Sobre la publicación de la 'parte débil de la relación laboral' la dejé a medias por falta de profundidad y de comprobación de datos para verificar mis argumentos.

    En cualquier caso me replantearé mi decisión, porque creo que le puedo dar un enfoque distinto.

    Aunque, también es cierto que, bastante están sufriendo ya los trabajadores, con tanto despido y 'eres' o empresas que cierran de la noche a la mañana sin pagar sueldos, para encima poner aún mas el dedo en la llaga. Pero sí es cierto que con la actual normativa laboral, los más perjudicados son ellos.

    Mis pretensiones, en cualquier caso, no son ir en contra de los trabajadores; pero sí que pretendo ir a favor de los pequeños empresarios, porque creo que es el sector que menos ayuda está teniendo ahora con esto de la crisis, y si no hay ayuda para este sector, dificilmente se va a salir de la crisis.

    Lo que sí haré proximamente es una entrada, propieniendo medidas sobre reforma laboral.

    saludos.
    josecarlos.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. puedes dar un vistazo a estas propuestas,
    http://www.crisis09.es/propuesta/?page_id=159

    http://www.crisis09.es/ebook/


    http://www.crisis09.es/

    ResponderEliminar
  10. y si quieres caña dura...El informe del banco Societe generale
    http://www.economicpopulist.org/files/SocGenworstcasereport.pdf

    El cuadro página 20 sobre las cuatro grandes vías históricas para reducir el endeudamiento Tambien es interesante la comparativa bursátil entre Estados Unidos y Japón ( página 9)
    saludos y suerte

    ResponderEliminar
  11. Supongo que eres Ramón.

    Pues fíjate, que ahora mismo me has pillado leyendo el libro "La crisis de la economía española: Lecciones y propuestas", que es justo el link que me has puesto.

    Sí Ramón, encontré este link tan interesante la semana pasada y pretendía crear mi próxima entrada, precisamente sobre esta propuesta de "reactivación laboral en España", llamada también "de los 100 economistas", basándome en este libro y en las recomendaciones de reforma laboral que han realizado y que me parecen interesantísimas.

    Te recomiendo al hilo de esto, la lectura del artículo de Guillermo de la Dehesa, que ha escrito en el diario El País:
    http://www.elpais.com/articulo/primer/plano/propuestas/reforma/laboral/elpepueconeg/20091122elpneglse_4/Tes

    saludos.
    josecarlos.

    ResponderEliminar
  12. Si, también pase "los 100 ec." a articulosclaves. Me mirare el enlace. Gracias.Si miras el informes de societe Socgen, es de los clasificados en cuarentena, es de aquellos "lo peor que puede pasar"...que no tiene porque pasar, si los de arriba saben mover bien los hilos. Ramon

    ResponderEliminar