martes, 7 de septiembre de 2010

En los últimos diez años se han quemado en España 123.441 campos de fútbol al año

"Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias
 que construyen la vida."
Facundo Cabral, cantautor argentino.


Miembros de la brigada de incendios de Galicia rodeados por el incendio de Porqueira (Negreira), cerca de A Coruña. 14 de agosto de 2010
Foto realizada por GreenPeace




Según los datos del Ministerio de Medio Ambiente, hasta el pasado 22 de agosto de este mismo año, el número de incendios en España había disminuido un 40% respecto a la media del último decenio y la superficie quemada había descendido un 72%. En el caso de la superficie arbolada afectada los datos son todavía mejores: hasta esa fecha sólo se habían quemado algo más de 6.700 hectáreas, un 81% menos de superficie que la media de los últimos diez años. Estas cifras seguirán siendo positivas pese a los recientes incendios, especialmente el de Laza (Orense), el mayor incendio del año hasta la fecha con más de 1.600 hectáreas calcinadas.

Según fuentes oficiales de este mismo Organismo, en España ha habido 18.626 incendios forestales al año de media en la última década, esto implica una superficie quemada de 123.441 hectáreas anuales de media.
Teniendo en cuenta que un campo de fútbol ocupa aproximadamente una hectárea (110m x 75m) podríamos afirmar que en los últimos diez años se han quemado en España 123.441 campos de fútbol al año.

Esto supone que, en el tiempo que tardamos en ver un partido de fútbol, en España se quema una superficie superior a veinte campos de fútbol.
 

 

2 comentarios:

  1. Quizás con el fuego pase como con el empleo, se quema menos porque cada vez queda menos que quemar y se destruyen menos empleos porque cada vez quedan menos por destruir.

    ResponderEliminar
  2. Sí, es justo lo que pensaba cuando escribía la entrada. Al final no habrán incendios en este país, porque claro, no quedará nada por quemar.
    Espero que no pase lo mismo con el desempleo.

    ResponderEliminar