viernes, 13 de mayo de 2011

Qué cara se nos queda a los que pagamos impuestos, cuando a los que no pagan se los perdonan

Hace unos días se aprobó el Real Decreto-Ley de Medidas para el Afloramiento y Control del Empleo Sumergido, que entrará en vigor a partir del 31 de julio de este mismo año.
Este Decreto lo que nos viene a decir, es que las empresas que hasta esta fecha hayan tenido trabajadores sin dar de alta, podrán comunicar a la autoridad competente tal situación ilegal, sin sufrir por ello ningún tipo de sanción, siempre que decidan a partir de ese mismo momento regularizar a sus empleados, dándolos de alta.
Por lo que estas empresas, que hasta ese momento habían actuado en la más estricta 'ilegalidad' laboral, tendrán una preciosa AMINISTÍA 'laboral' pudiendo irse de rositas en materia sancionadora, al suponer esta normativa un 'borrón y cuenta nueva'.
El Gobierno espera con esta medida reducir la tan preocupante economía sumergida que imposibilita la recuperación económica del país y que provoca en parte que las cifras del empleo no mejoren.
Estoy totalmente a favor de sanear la economía y de aprobar medidas para el fomento de la contratación de los trabajadores, pero a pesar de ello no puedo estar más en contra de esta forma de ayudar a las empresas, porque me parece que los únicos que salen favorecidos con esta normativa son precisamente los ladrones y los piratas.

Estoy seguro que la mayoría de empresarios que trabajan en negro, lo hacen por necesidad, pero, ¿es que los 'legales' no lo hacen también por necesidad?, hay muchos con unos ingresos mínimos que se rompen los cuernos para llegar a final de mes pagando todos sus impuestos. La diferencia es que éstos contribuyen con el bienestar social y los otros no, y encima tienen que vender sus productos o servicios soportando la competencia desleal de aquellos que pueden tener precios más bajos al no pagar impuestos ni los seguros sociales de sus trabajadores, a los que encima los tienen trabajando sin derechos y los pueden despedir en cualquier momento sin el problema de los costes del despido.

Si hay que ayudar a alguien, es a aquellos que hacen bien las cosas, de esa forma se fomenta que los demás hagan lo mismo, y nunca al revés, porque qué cara se nos queda a aquellos que hemos pagado religiosamente nuestros impuestos, si vemos que aquí no se castiga a quien no lo hace, ¿eso, realmente que motiva??.

Tampoco estoy a favor de incrementar las sanciones, tal y como se ha aprobado en este mismo Decreto. Los que no se han dado de alta hasta ahora van a seguir sin hacerlo, porque si no los han pillado ya, ¿cómo van a pensar que esa situación va a cambiar?, al final las inspecciones las tendrán las empresas legales, ya que son las únicas que aparecen en los ordenadores de los inspectores.
Además desde Hacienda ya han avisado que ellos no piensan hacer ninguna amnistía, por lo que dudo que las empresas 'piratas' quieran reconocer sus verguenzas, sabiendo que los inspectores fiscales están esperando expectantes para lanzarse a la caza del primer empresario ladrón que saque la cabeza del agujero.

Lo que hay que hacer son más inspecciones, pero a pie de campo, y no sancionar por infracciones administrativas chorras como se está haciendo ahora, para que los 'malos' empresarios se piensen dos veces el no pagar impuestos antes de hacerlo. Y por otro lado motivar 'positivamente' a los 'buenos' con reducciones y bonificaciones de impuestos, eso no sólo crearía un incentivo a la legalidad, sino que disminuiría los costes empresariales en un momento en que las empresas lo están pasando mal.

5 comentarios:

  1. Excelente artículo.

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  2. Esta medida creo que es más bien propagandística, dudo mucho de su eficacia, ya que dudo mucho que el que tiene a los trabajadores sin dar de alta le entre ahora un tembleque y corra a darlos de alta. El mensaje que se nos quiere transmitir creo que es que no hay tanto paro, que lo que hay es economía sumergida, pero paro hay y mucho.

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy de acuerdo con el comentario de José Ramón,en este pais las cosas se hacen de cara a la galería y además ahora en visperas de elecciones.La Ley no va a servir para nada,la economía sumergida va seguir existiendo mientras los inspectores no trabajen en serio.Los impuestos para los de siempre los que estamos controlados por hacienda hasta que nos dejen en la miseria.

    ResponderEliminar
  4. Sí, yo también estoy de acuerdo con vuestros comentarios. Pero creo que el pensar que las iniciativas legislativas tratan únicamente de generar votos, sabiendo que con ellas no se solucionan los problemas reales de este país, como que todavía me irrita un poco más.

    Está claro que es una forma de decir por parte de este Gobierno que no hay tanto paro como creemos, porque mucha gente trabaja en la economía sumergida, pero en vez de hacer estas chapuzas, crea medidas eficaces para reducirla. Lo primero que tendríamos que hacer es preguntarnos porqué hay tantos trabajadores sin dar de alta y ver las causas que provocan este problema, y luego actuar.

    ResponderEliminar
  5. Hola Mark. Que sepas que lei el comentario que hiciste en esta entrada, pero como sabrás blogger ha estado caido unas horas, y me ha borrado la entrada y todos los comentarios que habían.

    un saludo.

    ResponderEliminar