viernes, 11 de marzo de 2011

¿Existen demasiados funcionarios en España?

“La diferencia entre trabajo y compromiso… Los huevos con bacon. La gallina colabora y el cerdo se compromete

Aquí os dejo dos opiniones opuestas sobre la conveniencia o no de mantener el número de funcionarios que tenemos, para que comenteis lo que considereis oportuno al respecto:


Luis María Anson:

"En 1976, los españoles pagaban con sus impuestos a 600.000 funcionarios.

Hoy esa cifra se acerca a los 3.000.000.

Es decir, en treinta años la voracidad de los partidos políticos ha creado más de dos millones de puestos públicos de trabajo.
Completamente innecesarios, por cierto. Aún más: contraproducentes.
Los amiguetes, parientes, paniaguados, enchufados de los partidos políticos, convertidos en funcionarios,
han multiplicado las trabas burocráticas para justificar sus puestos de trabajo.
Allí donde el ciudadano resolvía con un trámite su problema necesita ahora tres o cuatro.
Y encima debe pagar los sueldos de los funcionarios innecesarios, las jubilaciones, la Seguridad Social, las dietas, los viajes, las vacaciones, el teléfono, la luz, el aire acondicionado, la calefacción, el mantenimiento de la oficina, los gastos generales. Cuanto más crecía el paro, en fin, más vivo se hacía el grito de "Felipe, colócanos a todos".

A todos, no. A 2.000.000, sí. Y no sólo Felipe González se dedicó a la creación de empleo público innecesario, pagado a través de unos impuestos casi confiscatorios, también los otros partidos, las Comunidades Autónomas, los Municipios y Diputaciones. Una burocracia, en fin, cada vez más desmesurada y cada año más perjudicial".
Es curioso constatar que esos 600.000 funcionarios eran más que suficientes en 1976, "sin ordenadores", y no lo eran, en 2008, 3.000.000, contando con ellos...
(pinchar aquí para leer el artículo entero)
Luis María Anson, en su artículo, "Dos millones de parados más", publicado en el Diario El Mundo.
 
 
Viçent Navarro:
 
Tales tesis, y la evidencia que utilizan para apoyarlas, son erróneas.
En primer lugar, lo que se define en aquellos artículos como funcionarios no lo son. Las cifras que tales artículos citan corresponden al número de personas que trabajan en los servicios públicos (tanto del Gobierno central y autonómico como del municipal), incluyendo los servicios públicos del Estado del bienestar (tales como sanidad, educación, servicios sociales, escuelas de infancia, servicios domiciliarios, vivienda social) y los servicios generales (como correos, transportes públicos y servicios de seguridad, entre otros).
 
Estos empleados tienen varios tipos de contratos, siendo el funcionarial la minoría (un 28%). Es lógico que el número de personas que trabajan en el sector público sea mayor que el número de empresarios y autónomos. Ello ocurre en todos los países de la UE-15 (el grupo de países que tiene semejante nivel de desarrollo al nuestro). En realidad, España es el país europeo donde esta relación empresarios y autónomos versus empleados del sector público favorece más al primer grupo.

martes, 8 de marzo de 2011

Inédito, una mujer consigue darse de alta en autónomos A LA PRIMERA

En Arcadilla del Duelo, una mujer, sin avisar, se presentó en la Tesorería General de la Seguridad Social con la intención de darse de alta en el régimen especial de autónomos, apareció con un maletín lleno de papeles y un arma escondida bajo el brazo, ningún funcionario de los allí presentes imaginaba lo que iba a pasar:

HUMOR
Por Juan Fernando Andrés Parrilla y Esteban Roel García Vázquez de Notodofilmfest

jueves, 3 de marzo de 2011

La economía española bate records

La economía española acaba de batir cuatro récords.

El primero, el de parados: a pesar de la exitosa reforma laboral, ya son 4,3 millones, el mayor número de desempleados de la historia de España.

El segundo récord, el de beneficios de las grandes empresas: los 35 gigantes del Ibex han ganado 49.881 millones de euros, un 24,5% más que el año anterior. Los beneficios del terrible 2010 superan así la plusmarca previa a la crisis: los 49.246 millones de euros que ganaron las empresas del Ibex 35 en 2007. Durante la crisis, los beneficios bajaron, pero nunca han dejado de ganar.

El tercero, el de los sueldos de los altos directivos. En 2010, los salarios de los consejeros delegados y principales ejecutivos de las grandes empresas del Ibex 35 subieron un 20% de media. Algunos argumentarán que esto se explica porque también crecen los beneficios. Lástima que la estadística histórica demuestre que no es así. En el año 2009, los beneficios bajaron el 21,5%, pero los sueldos de estos ejecutivos crecieron otro 15%. Cobran de media 3,2 millones de euros por barba, sin contar planes de pensiones y otro tipo de sobresueldos. La cifra es también plusmarca histórica.

El cuarto récord lo bate Telefónica. La antigua empresa pública ganó un 30,8% más: 10.167 millones. Con ellos se convierte en la compañía española con los mayores beneficios anuales de la historia. Y es bueno que las empresas ganen dinero; la alternativa es peor. Pero si alguien cree que este aumento en los beneficios sirve para generar empleo, se equivoca: no siempre es así. Telefónica, por ejemplo, ha reservado para 2011 un presupuesto de 658 millones de euros para reducir su plantilla. De esa partida, 202 millones se gastarán en despidos y prejubilaciones en España.